Leer Más
Me gusta levantarme todas las mañanas de buen humor. La vida es un motivo de felicidad. Aunque esta última frase me haya quedado un poco cursi, nunca dejo que ningún cabrón me arruine el día.

Buenos días, mundo cruel

Me gusta levantarme todas las mañanas de buen humor. La vida es un motivo de felicidad. Aunque esta última frase me haya quedado un poco cursi, nunca dejo que ningún cabrón me arruine el día.

A este mundo tan cruel no hay que querer decirle “Adiós”, sino “Buenos días” porque, al fin y al cabo, la vida es fascinante. Intentaré que este blog