Yo

Yo, Parsei R. CaruanNací en Barcelona pocos días después del fallido golpe de estado del famoso 23-f de 1981. Mi exótico nombre obedece a mi exótico origen: soy hijo de un germano-pakistaní y de una noruego-catalana. Nórdico, asiático, mediterráneo… Desde 2005 viví intensamente en Madrid casi todo el año y en un pequeño municipio en las Islas Baleares en verano. A partir de septiembre de 2015 he fijado mi residencia habitual en Mallorca. Adiós Madrid. Actualmente, trabajo en una empresa de traducción, concretamente en la sección de lenguas orientales. Siempre llevo conmigo una libreta donde me gusta hacer dibujos y anotar todo lo que se me ocurre. Este blog es fruto de unas cuantos cuadernos que he ido atesorando estos últimos años.

He plantado árboles, tengo una hija que nació en 2007. Aunque estoy separado, tengo una relación muy estrecha con mi exposa. No, no lo he escrito mal. Yo la llamo “exposa”, con “x” de “ex” y con “posa” de “esposa” porque, aunque ya llevamos tres años separados, nuestra relación es algo intermedio entre una expareja y un matrimonio. Incluso practicamos sexo de vez en cuando, más que cuando estábamos casados. Pero solo por diversión.

Soy peculiar. Lo reconozco. Llevo una vida desordenadamente ordenada. Inquieto, con un ímpetu que a veces me supera. Tengo una especial habilidad para acabar metido en unas aventuras muy extrañas. Tengo mucha curiosidad, característica que suele traerme problemas.

Los pensamientos y dibujos que publicaré en este blog no siempre tienen un significado claro, ya que según el lector podrá tener un sentido u otro. Esta es precisamente mi idea: no pretendo presentarlos como algo cerrado que hay que descifrar, sino más bien como una invitación a reflexionar de forma abierta. Y desde luego, también pretendo provocar y escandalizar un poco a las mentes puritanas o cortas de miras. ¡Miremos más allá de lo convencional!

 

19 thoughts on “Yo”

  1. Hola, Parsei. Gracias por seguir a Nazarinasociacion. Aunque no dices nada en tu biografía, supongo que te gustan los gatos. Por cierto, también soy traductora, aunque mucho más pedestre que tú, nada de lenguas orientales. Inglés, francés, castellano.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, compañera traductora. ¿Que si me gustan los gatos? No me gustaban nada los gatos (ojo, antes de dejar de leer, fíjate que he conjugado el verbo en pasado). Los encontraba unos bichos peludos que, en el mejor de los casos, me dejaban indiferente. Y no soportaba el olor a pis de estos animalitos. Pero ahora tengo a Batman (mi gato). No sé cómo sería mi vida sin él. No es que le haya tomado cariño, es que lo adoro. Aunque, no siempre fue así. Nuestro amor no fue a primera vista. Si me permites, te explico nuestra historia de amor. Hace dos años, tuve una plaga de ratones en una habitación de mi piso. En dicha habitación guardo un montón de libros, cómics, revistas… Me encontré que mis revistas porno de los años 70 estaban siendo roídas. Ante tal ataque, decidí pedirle prestado el gato a mi vecina, doña candelaria, una adorable ancianita. Tuve mucha suerte, pues precisamente ella salía por unos días para hacer un curso de paracaidismo (quería celebrar sus veinticinco años de viudedad) y no sabía qué hacer con el minino. Me lo prestó. Los primeros días fueron terribles. Batman no se comió ni a un solo ratón (al final, tuve que llamar a una empresa especializada en eliminar plagas), pero arañó mis puertas, destrozó mi alfombra persa (un día os contaré como la conseguí), se sentó en mi sofá favorito, metió la pata en mi tostadora. En este caso, no se puede afirmar que la curiosidad matase al gato, pero sí a su propietaria. El curso de paracaidismo no acabó bien. El salto en paracaídas fue de maravilla, pero la pobre octogenaria fue a caer sobre un avispero. Fue un mal momento para descubrir que era alérgica a las picaduras de estos insectos. No sé si doña Candelaria tenía siete vidas, pero lo cierto es que en ese aterrizaje fatal gastó la última. Muerta la ancianita, alguien tenía que hacerse cargo de Batman. Los familiares, que sí se lanzaron como buitres sobre la herencia, no hicieron otro tanto con Batman. Me lo quedé yo muy a disgusto. Pero pasaron unos pocos días y la convivencia se fue haciendo más y más llevadera. A las dos semanas, ya nos conocíamos a la perfección y casi diría que nos reíamos juntos. Empezamos a ver la televisión juntos (le gustan mucho los documentales sobre profundidades marinas), a comer juntos, le cogí el gusto a tenerlo acurrucado en la cama… Podría seguir, pero me imagino que me entiendes a la perfección. Le hablo cada día y somos muy felices juntos. Es mi gato.

      Le gusta a 3 personas

      1. Sí, cuando repasé lo que había escrito pensé que era todo muy alucinante… y comprobé, una vez más, que la realidad siempre supera a la ficción. Cuando escribí este comentario, todo fue un poco improvisado, pues no era un post que hubiese planificado, escrito, repasado, vuelto a escribir… También tengo que reconocer que me extendí un poco en la redacción. Si algún día recibo cientos de miles de millones de comentarios al día es posible que no pueda responder uno por uno con tanto detalle, pero como eso no va a pasar mañana de momento me lo puedo permitir.

        Muchas gracias por tus palabras y por tu visita. Bienvenido a este blog. Hasta pronto.

        Le gusta a 1 persona

  2. Me ha llamado mucho la atención tu biografía, puede ser porque me identifico bastante con ella en algunas partes. Además, me he reído leyéndola. (esto es importante)
    Tienes un blog diferente y divertido, así que te seguiré.
    Gracias por seguir el mio, motivo por el cual te encontré.
    Un sonriente saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola y bienvenido, amigo de Galicia. He estado unas cuantas ocasiones por tu tierra, una de ellas para hacer un tramo del camino de Santiago. Me lo pasé muy bien y disfruté mucho, tanto como lo estoy haciendo siguiendo tu blog. Yo no puedo afirmar muy bien de donde soy. Nací en Cataluña, pero mis padres tenían un origen muy variado. Ahora vivo en Madrid, pero tampoco no me siento madrileño, y cuando veraneo mis dos meses en las Islas Baleares (sí, dos. Un día explicaré como conseguí un mes extra de vacaciones al año), tampoco no me siento muy balear, que digamos. En fin, vale más divertirse y tomarse la vida con humor. Lo intento y creo sinceramente que lo consigo casi todos los momentos, menos los domingos por la noche. Hasta pronto.

      Le gusta a 1 persona

  3. Hola, soy Louise, como me llaman los que más confianza tienen conmigo, aunque en mi partida de nacimiento pone Luisa. jaja.
    Políticamente incorrecta, sigo utilizando los genéricos masculinos como se han utilizado antes de lo políticamente correcto, porque las manipulaciones y más si son políticas me aburren, aunque ya sé que es un problema internacional y no meramente nacional, pero insisto, me siguen aburriendo.
    Si vuelves por Galicia, ya sabes no tienes más que avisar y podemos compartir vino gallego (excelente) pero hay que saber, como en todo; lo de conversar, que creo que es una de las cosas que mejor se hacer.
    Reirme también se me da bien, así que vino, conversación y risas es una buena combinación
    Ah, y no olvides contarme lo del mes de vacaciones extra, porque eso……….. eso es muy importante.
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Hola, Louise. Pues será un placer pasarme por tu tierra. Lo del mes extra de vacaciones… ya lo creo, que lo voy a contar. Fue una larga historia, como dicen tópicamente, que empezó con un malentendido y acabó como una recompensa. En medio estábamos una empresa asiática dedicada a la venta de lencería de imitación y yo. Un día contaré los detalles, pero te adelanto que a veces una mala traducción puede convertirse en una ventaja. Suena raro, pero yo ya me entiendo.

      De mi ruta por el camino de Santiago también viví muchas peripecias: una confusión en una pulpería, un albergue privado donde pasaban cosas muy extrañas, un peregrino extraviado, una tormenta en la noche, un robo de una bicicleta, un accidente con la crema antiampollas, una llamada del trabajo que me trajo problemas, un reencuentro con un archienemigo, una apuesta perdida, un baño en un río sin ropa que se convirtió en un aprieto…

      A lo mejor iré contando algo de todo esto en mi blog. Tiempo al tiempo, que es algo que en estos momentos no me sobra, porque durante unos meses tengo que estar haciendo horas extraordinarias, ya que tenemos que entregar la traducción al urdú de una conocida serie de libros de literatura erótica (no, no son las “Sombras de…”). No veas lo difícil que es traducir al urdú del original inglés, respetando el estilo, el ritmo… Agotador. Pero, como digo, todo llegará y todo lo iré contando. Y si me paso por Galicia, desde luego que te podré contar unas cuantas de estas anécdotas en persona.

      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Para mi tambien será un placer escucharte en directo.
        Sobre tu mes extra, ya lo dice el refrán: no hay mal……………….. a ti te vino genial.
        Lo de la traducción al urdú no suena facilito. Será que nunca me puse a ello. jaja.
        Veo que tienes mucho por contar. Aqui estaré para leerte.
        Estaré esperando para oir tus narraciones en directo.
        Un saludo.

        Me gusta

  4. Al final todo ha degenerado en el gato, pero a mi me interesa más saber si tus revistas porno de los 70 se salvaron!!!
    Hola!. Soy Loren, encantada de saludarte. No sé cómo has llegado a mi blog, pero mola.
    Mi gata es tremendamente estúpida, no es mía, también es del mi exposo (jajajajaja) pero el bicho vive aquí y nos llevamos a matar, me deja todo asqueroso de pelos, especialmente el café y el ron cola, con el que le gusta frotarse, pero en el fondo la quiero.
    Por lo demás, iremos viendo, porque te sigo y creo que va a estar bien.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Loren! Todo un placer haber descubierto tu blog. Fue de pura casualidad, como tantas cosas que nos pasan en la vida. Me gustó y decidí seguirte.
      Las pobres revistas porno de los años 70 sobrevivieron casi todas. Con un poco de celo las pude restaurar. Para mí tenían un valor especial por tres motivos:
      1. Eran de mi abuelo, Canuto Nogales. Mi padre quemó por error los dibujos de Canuto pero se salvaron sus manuscritos y sus revistas. Cuando a mi abuelo le prohibieron dejar de comer un litro diario de helado de almendras antes de acostarse, tuvo un poco de ansiedad por la falta de azúcar y se encerraba por las noches en su habitación. Él decía que se iba a leer, pero en realidad estaba con las revistas. Años después me contó que si hubiese leído literatura erótica nadie le habría tildado de guarro, en cambio por sobar un poco las fotos al todo color de manolita la pistolera…
      2. En los años 70 no existía la silicona, ni el fotoshop. Los cuerpos eran peludos y con celulitis… naturales y maravillosos. Viva la naturalidad!
      3. Esas revistas son el reflejo de un momento histórico: el destape y la transición.

      Con mi gato soy muy feliz. Batan es muy listo y un fiel compañero. Ahora en verano, nos gusta mucho ir al la playa (en la entrada titulada “Para bañarse en la playa no hace falta bañador” hay un retrato de nosotros dos).

      Lo dicho, todo un placer seguirte y que me sigas. ¡Un abrazo!

      Le gusta a 3 personas

      1. Anda, mira. En mi mundo si lees literatura erótica eres una nenaza, si ves revistas porno, un pajillero, si eres un pajillero, no mojas, si no mojas vas a un puticlub, y eso no te hace más macho, te hace un macho de segunda por pagar. Sólo se salva ver porno, y da puntos verlo en compañía.

        No sabemos disfrutar…

        Le gusta a 1 persona

      2. ¡Curiosos mundos!

        ¿No sabemos disfrutar? Eso me recuerda lo que me contó mi abuelo Canuto una vez: Mi abuela, que era noruega, le dijo: “Para disfrutar y hacer disfrutar del sexo con una, dos o más personas, primero hay que haber disfrutado practicando y aprendiendo con uno mismo”.

        Un punto de vista nórdico en la España franquista.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s