Con los tiempos que corren, prefiero ir andando

 un caminante

Senderos sin gloria

Paseando por mis sensaciones de caminante,
alegre viajero soy por senderos sin gloria.
En mi rumbo, respiro el polvo
que levantan borricos al galope,
con sus prisas ansiosas,
con su cuerda locura,
con su soga al cuello blanco,
con sus ambiciones tan efímeras,
con su conformismo egoísta,
con su ombligo venerado.
Rebuznan anhelo por el poder,
cocean impacientes por llegar a lo más alto
de un viejo volcán dormido.

El éxito es una baratija demasiado cara,
lava caliente en los lomos de una jauría hambrienta
que devoró nuestro futuro presente.
Mientras se escapan pedos perfumados,
huye la inocencia de esta gran subasta obscena,
desorientada por el nuevo desorden mundial,
donde se vende barata la carne del pobre aldeano.

No quiero zapatillas deportivas lujosas
para trotar por un pavimento
de deslumbrantes cristales afilados,
porque, con los tiempos que corren,
prefiero ir andando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s