A mal tiempo, buen paraguas

Paraguas en la tormenta

Nunca es momento para rendirse, y mucho menos ahora. No digo más, no hace falta, porque ya me entendéis.

Mantener los 71 diputados con toda la caña que han metido a UNIDOS PODEMOS es algo para estar orgulloso. Y no hay que olvidar que eso lo ha conseguido un partido que hace poco más de dos años ni existía. Hoy ser la tercera fuerza en el Congreso y ser la opción preferida de muchos millones de personas (entre las que tengo el gusto de encontrarme) es motivo para tener la cabeza bien alta. UNIDOS PODEMOS es la alternativa. No lo es un PSOE que se siente satisfecho con quedar segundo (y que, por si fuera poco, ha perdido 5 diputados). No lo es el PP por motivos más que conocidos. Y tampoco lo es Ciudadanos, un partido que va perdiendo fuelle y que viene a ofrecernos lo mismo que el PP. Yo, humildemente, solo puedo dar las gracias a UNIDOS PODEMOS por haberme devuelto la ilusión. GRACIAS. Así que nada de lágrimas, ni lamentos. Nos habíamos puesto el listón muy alto (como debe ser), pero no olvidemos hasta donde hemos llegado, en muy poco tiempo y con casi todo el viento en contra. Tenemos más de la mitad del camino recorrido. No nos detengamos en mitad de la tormenta.

¡Sí, se puede!

One response to “A mal tiempo, buen paraguas”

Los comentarios están cerrados.