Curiosidad

La curiosidad mató a la gata.

Deja un comentario